LA HISTORIA DE AMIKACINA


Abril 2.012

 

Todo empezó cuando faltando una semana para salir de viaje empecé a buscar información sobre el hotel y la playa a la que íbamos en Punta Cana. Como siempre busqué en Los Viajeros, y navengando por el foro di con un hilo q me llamó mucho la atención y q ponía "Donaciones" y de ahí llegué a la web de El Valor de un Euro. Y estuvimos en Bávaro hace 2 años y también llevé algo material escolar q entregué en Mano Juan cuando fuimos a Isla Saona. Pero este año quería hacer algo más, y el proyecto de Minimouse me encendió una bombilla en el cerebro.... ¡¡¡ya se que utilidad darle al montón de libros de lectura q tenía en un armario guardados de cuando estudiaba!!!
Cómo éramos tres y podíamos llevar 3 maletas de mano y facturar otras 3 no lo dudé, empecé a llenarlas de libros. También leí de algún forero q les pedían chanclas (Callipsos o algo así nos decían los chiquillos dominicanos), así q nos fuimos a Carref*** y cargamos chanclas de diferentes tallas, libretas cuadriculadas,folios, lápices, gomas, pegamentos, tizas, gomets, pinturas, rotuladores y... ¡¡medicamentos!!.
Me puse en contacto con Jenny y quedamos para hacer la entrega el 19/4/12 y de paso hicimos la visita a Higuey. Tuvimos algún problemilla para ponernos en contacto y q viniera a recogernos (ya q no le correspondía el hotel en el q estábamos) pero al final todo se solucionó y la dejaron pasar.
Fuimos a casa de la hermana de Jenny a recoger ropita para entregar tb, y luego fuimos a un sector muy pobre de las afueras de Higuey, donde acompañados de un pastor fuimos de casa en casa entregando el material q llevávamos (q nos pareció nada.... enseguida con quedamos sin nada.... y nos dió mucha pena no poder ayudar más). Los medicamentos y los libros los llevamos a un Centro de Apoyo a hijos de familias humildes (pero no recuerdo el nombre y en la foto que tengo en la puerta no se ve), para que montaran una biblioteca y dieran un mejor uso de los medicamentos ya q cada x días iba un médico voluntario.

Nos gustaron mucho las playas del R.Dominicana, pero la excursión de ese día nos llenó mucho más y enseñó a mi hijo que no todos los niños tienen todas las comodidades del mundo.

Sensaciones: 
Nos gustaron mucho las playas del R.Dominicana, pero la excursión de ese día nos llenó mucho más y enseñó a mi hijo que no todos los niños tienen todas las comodidades del mundo.
Fotos: