LA HISTORIA DE APRADES

Julio 2.012

 

Hola a todos:

 

Cuando vuelves de Republica Dominicana siempre tienes varias sensaciones juntas.

Por una parte tus vacaciones se han acabado, tu cuerpo se tiene que habituar a otro horario diferente al de los ultimos dias y ademas te queda la sensación de que dejas un lugar no solo de vacaciones sino algo que forma parte de ti y solo piensas en cuando sera la proxima vez.

 

Son una gente muy diferente a nosotros y eso nos hace recapacitar, son felices con lo que tienen, y nos trasmiten esa alegria por la vida y aunque luchan por mejorar, no se obsesionan, con unas breves palabras se podria decir que saben vivir y disfrutar la vida con lo que tienen en ese momento.

 

Mi historia comienza unos meses atrás. Un grupo de padres del colegio donde van nuestras hijas hemos hecho amistad y a raiz de ello varios viajes por Europa y como nuestras hijas cambiaban a Bachiller y algunas se separaban decidimos hacer un viaje con ellas.

 

Hubo varias propuestas y al final se decidio Punta Cana. Todo sea dicho que yo fui el primer defensor de ello pues esta seria la tercera vez que iba y si algo tiene este pais sin ninguna duda es que engancha.

 

Al ir con las hijas, queria que este viaje no fuera el clasico todo incluido. No es que no quisiera disfrutar de este paraiso, cosa casi imposible, sino que queria ver un poco mas de este pais y que nuestra hijas vieran que una vida fuera de Whas up, Facebook o Internet es posible.

 

En un principio no sabia como canalizar exactamente lo que queria y ahí es donde entró en escena  “El Valor De Un Euro”.

A traves de un foro, contacté con los impulsores de este bonito proyecto que trata de aprovechar los sobrantes que algunas editoriales donan con la condicion de hacerlo llegar a gente que realmente lo necesite. Me decidi por apoyar el proyecto pues la educación de este pueblo considero que es la mejor forma de apostar por su futuro.

 

Tambien por las facilidades y el apoyo que me han dado en todo momento las personas que hacen de motor de este proyecto solidario hacen que quiera aportar mi granito de arena y asi mismo intento transmitirlo a todo el grupo

 

Al ser 27 personas las que nos desplazabamos, buscamos la mejor manera de preparar todo, con peluquero acordamos la recogida y la entrega, y y a su vez Mariargi se encarga de luchar con la aerolinea para que nos dejaran llevar mas peso y asi poder llevar mas libros.

 

Todos los miembros de nuestro grupo dejaron un hueco en la maleta para colocar su parte de los libros que para las escuelas llevariamos y a su vez tambien llevariamos cosas por nuestra cuenta para entregar.

 

A Peluquero en el ultimo momento le llego un nuevo cargamento de libros mucho mas valioso y en un alarde de logistica todo lo tenia preparado para nuestra llegada,

 

Peluquero ademas de todo lo que hizo, nos acompaño hasta el vuelo y nos dio los ultimos consejos paternales en un nuevo alarde, pero esta vez de su gran generosidad. Gracias Chema por tu trabajo y honestidad.

 

Marinaargi luchaba con la aerolinea, pero al ser Air Europa con la compañía que viajabamos (aunque fletado por Orbest) solo nos dio opcion de hacernos una rebaja en el precio. Asi que decidimos arreglarnos con los kilos permitidos (23+10).

Gracias Marina por tu entrega y por tu continua lucha contra los elementos.

 

Saliamos el dia 7 de Julio y la mayoria vestidos de blanco por San Fermin recogimos los libros preparados por peluquero en su manejable packaging.

 

 

Alli, En la misma acera, en un abrir y cerrar de ojos todos los libros fueron metidos en las maletas de cada uno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jenny (la taxista 10) y Sara (Bigbite) eran nuestros contactos en la Republica.

El dia 9, Jenny nos vino a buscar al hotel y cargamos en su van los libros que ella guardará y junto con Sara distribuiran cuando comience el curso.

 

 

 

 

Mas tarde veriamos a Pepe (el marido de Sara) y le dimos unos libros que le prometi a Sara y las pipas tijuana que me exigio jajaja,

Al final, lamentablemente no pudimos estar con ella, pero su marido Pepe nos llevo con su lancha a Saona y pudimos disfrutar de la mejor excursión a la isla que se puede hacer.

Gracias Pepe y Sara por hacernos sentir como reyes.

 

 

 

 

El dia 11 el desplazamiento con Jenny era a Los Botados donde te introducen en el interesante mundo del cacao y alli es donde repartimos a los niños lo que nosotros habiamos recopilado. Juguetes, cintas de pelo, globos, muñecos, bolis, caramelos, y hasta el gel que nos pusieron en la habitación se lo dimos a los niños y a nuestras excelentes cocineras.

 

 

Se notaba que los niños se habian preparado para la ocasión, hasta uno que quizas no le dio tiempo de ello no quiso ponerse en la foto porque según el no estaba preparado pues estaba sucio. No hubo forma de que se pusiera, pero estaba feliz pues tambien tuvo sus regalos.

Cuando les ves recibir esas pequeñas cosas te das cuenta de cómo son sus gentes y la gran humanidad que tanto abunda alli.

 

Fotos: