LA HISTORIA DE KESIYO-TRANKI-TOÑO-IDOIA-ESPE-

ABRIL 2013

Ya hace un mes que hemos vuelto de nuestro viaje y es hora de contar esta pequeña historia.

Ha sido el segundo viaje que hemos hecho a Republica Dominicana, el año pasado fuimos cuatro y este seis personas (tres parejas).

Ya el año pasado contactamos con JENNY, y conocimos un poco lo que era “el valor de un euro”. Durante este año hemos estado en contacto con MARINA, y al saber que volvíamos a Punta Cana nos lanzo el mensaje “Campaña de Reyes”. Así que todos nos trasformamos en Reyes Magos. En Santander reside Minimouse y tenía un arcon lleno de peluches y juguetes que había recogido. Hicimos un encuentro en Laredo, a mitad de camino entre Santander y Bilbao que es donde vivimos. Nos conocimos,  un encuentro corto pero suficiente para que ella nos contara su experiencia con “el valor de un euro” y nosotros la nuestra. Nos despedimos prometiendo volver a vernos, (pues estamos cerca) y nos llevamos una maleta llena de cosas. Esta fue la primera.

He hablado mucho este año con Marina y aparte de esa campaña de reyes nosotros queríamos aportar algo más. Ella nos ayudo, nos dijo en Mano Juan hace falta ropa de bebe, hay algún niño y algún otro que viene de camino.  Mileidy también quería hacer una ludoteca y necesitaba material para empezar.

Marina nos hablo también de la fundación “un mundo mejor” un orfanato con 18 o 20 niños entre los que esta Fredy, un niño de dos años y medio al que su madre acaba de dejar hace unos meses y al que nos pide por favor que llevemos algún juguete que sea para el por que no tiene nada.

También queríamos ir al colegio que fuimos el año pasado “La Malena” para llevar mochilas, material escolar, etc.…

Bueno ahora estaba ya todo en marcha, ya sabíamos lo que íbamos a hacer y nos pusimos manos a la obra.

Buscamos por casa, pedimos a familiares y amigos, y empezamos a llenar maletas, bolsas de viaje, mochilas. Evidentemente íbamos a tener un sobrepeso considerable. Viajamos con Pullmantur, en nuestro encuentro con Minimouse nos comento que ellos en su viaje también llevaban sobrepeso, pero que se puso en contacto con la empresa y no hubo ningún problema. Yo hice lo mismo, por correo electrónico contacte con ellos y tras explicarles que aparte de ser un viaje de placer, queríamos llevar unas donaciones, solo nos pidieron que les dijéramos cuantos bultos y cuanto peso más o menos íbamos a llevar. Este problema estaba resuelto. Muchas gracias PULLMANTUR.

Llenamos 14 bultos en los que iban; Para la campaña de reyes: peluches, juguetes y puzzles. Para Mano Juan mucha ropa de bebe hasta dos o tres años y una maleta llena de libros, pinturas, cuadernos y juegos de mesa para la ludoteca y algunas medicinas y tiritas que les dejamos por que parece que  allí esas cosas  no llegan. Para el colegio muchas mochilas y bolsas, ropa para las chicas y los chicos, algunas gafas de sol (para los mayores) y algún zapato. Para la fundación ropa para los chicos, viseras y dos peluches que ya tenían dueño.

Salimos de viaje, furgoneta cargada hasta arriba, llegamos al aeropuerto y cada uno de los seis con un carro lleno. Hablamos con la responsable de Pullmantur, le enseño el email de su respuesta y todo esta correcto, no hay ningún problema y podemos facturar todo. Facturamos 18 bultos más el equipaje de mano. Llegamos a Punta Cana y hacemos el recuento de las maletas, bien, están todas. Por fin estamos donde queríamos y esperándonos estaba JENNY, quien sino. Besos, abrazos, más besos y abrazos y Jenny recoge todas las maletas de las donaciones y se las lleva.

Hemos quedado con ella para el jueves 18. En su casa reorganizamos las maletas para su destino, y ella se queda con las de los juguetes hasta que los reyes lleguen y se transforme en Reina Maga con muchos niños para dar regalos.

La primera parada después de salir de su casa fue la escuela La Malena. Nos hace mucha ilusión ver como algunas mochilas de las que el año pasado dejamos seguían siendo utilizadas por los niñ@s. Repartimos las mochilas y la ropa y el material escolar se quedo para que las profesoras lo fueran utilizando, también las gominolas unas poquitas para endulzar el día. Cuando nos fuimos nos cantaron el Himno y nos hicimos una preciosa

foto en la que estamos todos.

La segunda escala fue el supermercado, hicimos una pequeña compra para llenar la despensa y nos fuimos a la fundación. Dejamos la compra que nos agradecieron, y Jenny nos hizo de guía y nos enseño las instalaciones. Acababan de comer y los niños estaban recogiendo y limpiando el comedor. Se sentaron todos muy formales en una sala y les dimos la ropa que llevábamos  y a Fredy el mas pequeño, los dos muñecos de peluche que no soltó en el tiempo que estuvimos allí, también dejamos las gominolas que les duraron un asalto.

El sábado 20 fuimos a Saona con Sara. Era un día muy especial para dos de las parejas que estábamos allí, celebrábamos dos bodas aunque las novias en cuestión aun no lo sabían,  Jenny y sus niñas, Cris y Kamil, también nos acompañaron eran parte de la ceremonia. Pero antes de todo esto fuimos a Mano Juan a casa de Mileidy que se quedo encargada de hacer el reparto de la ropa y de la maleta que llevaba el material para su ludoteca y repartimos golosinas, ha sido un viaje dulce.

En la escuela todo fueron risas, este año había muchas mas mochilas y ropa para ellos y acabo siendo una pequeña fiesta en la que esperamos que nadie se quedara con las manos vacías. La clase se alboroto algunos decían que se acordaban de nosotros, era para empezar a dar besos y no parar. La foto final creo que representa perfectamente lo que sentíamos, estábamos contentos aunque por dentro tuviéramos un pellizco en el estomago.

La fundación fue nueva para todos. Las instalaciones, bueno, se pueden mejorar mucho, y después de lo que contó Jenny si volvemos a ir las bolsas del súper serán muchísimo mas numerosas. Fredy nos gano el corazón a todos, era el mas pequeño, estaba un poco receloso al principio pero se agarro a los peluches, un Winnie Pooh y una abeja que lleva el nombre de mi hija Irune (fueron esos dos los que ella puso en la maleta para el). Cuando llegaron las golosinas no tenía manos para todo. La sensación es agridulce pero nos hemos ido todos con una sonrisa en la boca.

Cuando llegamos a Mano Juan la cosa se desbordo y Mileidy decidió que ella con mas calma iría dando a cada cual lo que necesitase.

En general las sensaciones son buenas, la gente es estupenda y los niños en cualquier lugar del mundo se merecen lo mejor y si no lo tienen a veces pequeños gestos mejoran mucho las condiciones en las que viven.

No se si volveremos a ir, pero si lo hago espero llevar mucho mas sobrepeso que este año, llevaremos muchas cosas que dejaremos en todos los lugares que Jenny nos indique. Es la que mejor conoce lo que falta en su país.

Un beso a todos los que entren en “el valor de un euro” y lean esta historia

Sensaciones: 
Sensaciones: Son muchas las sensaciones que se tienen cuando haces este tipo de cosas. Los cuatro que fuimos el año pasado no lo hemos pasado tan mal, la otra pareja les pillo de nuevo y no será por que no lo habíamos explicado. En general las sensaciones son buenas, la gente es estupenda y los niños en cualquier lugar del mundo se merecen lo mejor y si no lo tienen a veces pequeños gestos mejoran mucho las condiciones en las que viven. No se si volveremos a ir, pero si lo hago espero llevar mucho mas sobrepeso que este año, llevaremos muchas cosas que dejaremos en todos los lugares que Jenny nos indique. Es la que mejor conoce lo que falta en su país. Un beso a todos los que entren en “el valor de un euro” y lean esta historia.
Fotos: