LA HISTORIA DE SONIA

MARZO 2013

Mi historia comienza en mi propio país colaborando con distintas ONG, simplemente soy un nexo entre quienes necesitan y yo busco quien puede tener lo necesario para la persona o institución que lo busca. Estando a pocas semanas del cumpleaños de alguien que quiero mucho en República Dominicana, una amiga me sugiere que nos encontremos allí para el festejo. Como yo estaba con muchas tareas y entregas de donaciones empecé a buscar datos en internet y dió la "causalidad" que encontré un evento igual al realizado en mi país para el día del niño.......................... Buscaban juguetes para la navidad! Fue entonces que decidí entrar a la página y ver si alguien me contestaba.- A todo esto faltaban 3 días para mi nuevo viaje!!!! A mi tierra por adopción! Y fue que un ángel llamado Marinaargi me contestó a cada una de mis inquietudes! Así fue que comencé a sacar mi ropa de la maleta y a cargarla con las donaciones que había empezado a pedir. Tuve que dejar mas de la mitad! 23 kg es muy poco para una maleta! Estaba un poco decepcionada por no poder llevar todo lo que había logrado juntar, pero pensé que lo mas importante era poder ir y conocer a los chicos! Aún no sabía si podría ver a las niñas .............. Así y desde mi país me contacté con Jenny, un ser sumamente encantador, que me ayudó a conseguir un taxi para que me buscase en el aeropuerto. Allí me estaba esperando Francisco, otro ser maravilloso. Ahí no mas en cuanto llegamos a la camioneta abrimos la maleta y sacamos todo. Ya que no sabíamos si podía ir a los hogares pues venía la Pascua. Pero Jenny arregló todo para que mi sueño fuera posible. Fue entonces que mi amiga, junto a dos seres que amo y que viven allá, decidimos ir a visitar a los niños. Qué maravillosa sorpresa nos llevamos! Si bien al principio me encontraba un poco nerviosa, a pesar de visitar muchos lugares similares en mi país, este era especial para mi! Y lo fue! Me hubiera encantado haber podido pasar mas tiempo con ellos y haber podido llevar los libros que tenía para sentarnos a leer, pero no pierdo las esperanzas de volver y hacerlo! Cada uno de ellos se quedó con un trocito de mi corazón! Pudimos hablar mucho con ellos, nos mostraron donde dormían, nos contaron sus sueños y las esperanzas de que alguien algún día los llevara con ellos. Me impactó la limpieza, el cariño entre ellos, el cuidado por el otro y lo respetuosos que fueron con nosotros. Ya casi al finalizar. Mi viaje que fue corto, así que antes de partir saqué de la maleta algunas cosas y el Señor López me entrego unas bolsas mas, llamé a Jenny antes de partir y le dije si podía mandarle algo mas. Y como siempre me dijo que si!!!

 Queridas marinaargi, Jenny, gracias por darme la oportunidad de llegar hasta este lugar que abriga las almas de los mas desprotegidos que son los niños! Allí dejé parte de mi corazón y allí volveré de la mano de ustedes que son dos hadas madrinas! Un abrazo enorme Y

Sensaciones: 
Sensaciones: Si bien ya llevo varios viajes a Dominicana, este sin lugar a dudas ha sido el mejor! Pues tuve la oportunidad única de poder conocer a los niños de la Fundación. Reconozco que fui con un poco de temor, pues intuía que podía encontrarme con algo que me causara mucho dolor. Pero para mi sorpresa no fue así. Me encontré con un salón lleno de niños sentados impecablemente y en silencio, expectantes de lo que yo les iba a decir. De los nervios que tenía no puedo recordar qué les dije, solo recuerdo haberles dicho de donde era.............. Pero sus caritas y sus miradas lo decían todo! Los sentimientos comenzaron a fluir ya a latir en mí. Muy rápidamente las filas se rompieron y con profundo respeto comenzamos a repartirnos caramelos y a tomarnos fotos mientras me mostraban sus cuartos y me contaban cosas. La simpatía de sus rostros y el acercamiento cariñoso penetraron mi corazón de pronto nos olvidamos que no nos conocíamos y que pertenecíamos a distintos lugares. Pues todos somos del mismo lugar!!!!!!! De la tierra en la que todos nacimos, y a la cual pertenecemos todos. Yo me sentí como siento a la República Dominicana, como en mi casa..........de la cual nunca quiero partir! Y ahora mucho menos desde que los conozco a todos ustedes! Gracias Marinaargi, Jenny al hogar y a los niños por el cariño, el respeto y el amor que vi en ustedes. Son un ejemplo para el futuro de las nuevas generaciones. Ojalá la vida los premie haciendo de sus caminos lo mejor para que lleven una vida plena y llena de felicidad! Hasta pronto! Y gracias por permitirme entrar un poquito a sus vidas! Sonia
Fotos: